29 ene. 2012

¿No lo ves? Soy azul

Hubo una época en la que llamaba azules a todas las cosas que me gustaban.

Llamé azul al tiempo que pasé contigo perdida entre calles azules, una tarde que era azul.
Azul era tu forma de mirarme.
Azules tus ojos. Azules tus besos. Azul tu sonrisa. Azul el cielo.
Te juro que aquel día fue azul, el más azul de mi vida.
Azul se volvía mi corazón cuando estaba a tu lado.

Azules son mis lágrimas al mirar atrás.
Azules las promesas. Azules los anhelos. Azules los deseos.

Azul es el recuerdo que me queda hoy de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario