19 feb. 2012

Tampoco sería tan grave...

En días como hoy se me ocurre que si dejara de existir ahora mismo, en realidad no pasaría ''nada''. Total, somos miles de millones de personas en el mundo y, en realidad, las personas a las que de verdad importo se cuentan con los dedos de una sola mano. Es triste pero, al fin y al cabo, no aporto nada a la humanidad: solo soy una adolescente más, lo único que hago es estorbarle a la mayoría.

Sé que es siniestro pero a veces me pregunto: si yo muriera o desapareciera, realmente ¿quién lo sentiría? ¿Quién lloraría por mí? ¿Cuántos falsos y falsas irían a mi entierro? ¿Lo vería yo desde ahí arriba? Tiene que ser hasta divertido....

Por otro lado, si desapareciera ahora mismo, sé que le daría una alegría a más de uno y de una.
Y no pienso hacerlo.
No voy a rendirme.
Os queda Silvia para rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario