12 feb. 2012

Está lloviendo

Sí, ya sé que no hay ni una sola nube en el cielo. Pero mira, justo aquí, ¿la ves? Tengo una gota en la cara. Ha aparecido de repente, después de tus últimas palabras. Ha dejado un rastro, una pequeña línea húmeda al caer, que me cruza la mejilla. Curioso, ¿verdad?

Te digo que está lloviendo, ¿por qué no me crees?

No hay comentarios:

Publicar un comentario