27 abr. 2012

¿Qué has hecho conmigo?

Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte. Yo me siento tan frágil como la primera vez que me hicieron daño. Y sé que esta no es la típica historia, a mí nadie va a venir a salvarme. Demasiado bonito para ser verdad.


He sufrido demasiado y me he acostumbrado a todo lo malo. Me he acostumbrado a desaprovechar cada oportunidad que tengo de estar contigo, a ser invisible, a observar desde las sombras y a esperar a que te des cuenta de que estoy aquí. Observar es la única forma que tengo de sentirte un poco más cerca. Solo un poco más. Cinco minutos hablando contigo al día es suficiente, no necesito nada más.


Pero a quién quiero engañar... Es tu nombre eso que aparece cuando leo entre líneas, detrás de cada canción o en cada calle o cada esquina. Me persigue, no puedo deshacerme de él, no puedo deshacerme de ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario